Los huevos brindan increíbles beneficios para la salud. Y son uno de los mejores alimentos para controlar la diabetes.

De hecho, son uno de los mejores alimentos para mantenerte lleno durante horas.

El consumo regular de huevos también puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca de varias maneras.

Los huevos disminuyen la inflamación, mejoran la sensibilidad a la insulina, aumentan los niveles “buenos” de colesterol HDL y modifican el tamaño y la forma de su colesterol “malo” LDL.

En un estudio, las personas con diabetes tipo 2 que consumieron 2 huevos al día como parte de una dieta alta en proteínas tuvieron mejoras en los niveles de colesterol y azúcar en la sangre.

Además, los huevos son una de las mejores fuentes de luteína y zeaxantina, antioxidantes que protegen los ojos de enfermedades.

Solo asegúrate de comer huevos enteros. Los beneficios de los huevos se deben principalmente a los nutrientes que se encuentran en la yema en lugar de los blancos.

5. Semillas de chia

Semilla de Chía alimento recomendado para diabéticos

Semilla de Chía alimento recomendado para diabéticos

Las semillas de chía son un alimento muy recomendado para las personas con diabetes.

Son extremadamente altos en fibra, pero bajos en carbohidratos digeribles. De hecho, 11 de los 12 gramos de carbohidratos en una porción de 28 gramos (1 onza) de semillas de chia son fibra, y que no aumenta el azúcar en la sangre.

La fibra viscosa en las semillas de chía puede reducir niveles de azúcar en la sangre al disminuir la velocidad a la que los alimentos se mueven a través de su intestino y son absorbidos.

Las semillas de chía pueden ayudarte a alcanzar un peso saludable porque la fibra reduce el hambre y te hace sentir satisefecho. Y como plus, es que, la fibra puede disminuir la cantidad de calorías que absorbe de otros alimentos consumidos en la misma comida.

Además, se ha demostrado que las semillas de chia reducen la presión arterial y los marcadores inflamatorios.

6. Cúrcuma

Cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia con poderosos beneficios para la salud. Su ingrediente activo, la curcumina, puede reducir la inflamación y los niveles de azúcar en la sangre, al mismo tiempo que reduce el riesgo de padecimientos de enfermedades cardíacas .

Además, la curcumina parece beneficiar la salud renal en diabéticos. Esto es importante, ya que la diabetes es una de las principales causas de enfermedad renal.

Desafortunadamente, la curcumina no se absorbe tan bien por sí misma. Debes aasegurarte de consumir cúrcuma con piperina (que se encuentra en la pimienta negra) para aumentar la absorción hasta en un 2,000%.

7. Yogurt griego

El yogur griego es una gran opción láctea para los diabéticos. Sin duda alguna.

Se ha demostrado que mejora el control del azúcar en la sangre y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, tal vez en parte debido a los probióticos que contiene.

Los estudios han encontrado que el yogur y otros productos lácteos pueden conducir a la pérdida de peso y la composición corporal mejorada en personas con diabetes tipo 2.

Se cree que el contenido alto de calcio y ácido linólico conjugado (CLA) de los lácteos puede jugar un papel muy importante.

Además, el yogur griego contiene solo 6-8 gramos de carbohidratos por porción, que es más bajo que el yogur convencional. También es más rico en proteínas, lo que promueve la pérdida de peso al reducir el apetito y disminuir la ingesta de calorías.

8. Nueces

Las nueces son deliciosas y nutritivas. Todos los tipos de frutos secos contienen fibra y son bajos en carbohidratos digeribles, aunque algunos tienen más que otros.

Estas son las cantidades de carbohidratos digeribles por porción de nueces de 1 onza (28 gramos):

  • Almendras: 2.6 gramos
  • Nueces de Brasil: 1.4 gramos
  • Anacardos: 7,7 gramos
  • Avellanas: 2 gramos
  • Macadamia: 1.5 gramos
  • Pacanas: 1.2 gramos
  • Pistachos: 5 gramos
  • Nueces: 2 gramos

La investigación sobre una variedad de frutos secos diferentes ha demostrado que el consumo regular puede reducir la inflamación y disminuir los niveles de azúcar en sangre, HbA1c y LDL.

En dichos estudios, las personas con diabetes que incluyeron 30 gramos de nueces en su dieta diaria durante un año perdieron peso, tuvieron mejoras en la composición corporal y experimentaron una reducción significativa en los niveles de insulina .

Este hallazgo es importante porque las personas con diabetes tipo 2 a menudo tienen niveles elevados de insulina, que están relacionados con la obesidad.

Además, algunos investigadores creen que los niveles de insulina crónicamente altos aumentan el riesgo de otras enfermedades graves, como el cáncer y la enfermedad de Alzheimer.